El Peso del Talento

El Talento es una habilidad evocadora de mucho de aquello que calificamos como bueno y deseable. El anhelo de hacer bien lo que quiera que nos guste hacer, es común a todos nosotros. A ratos nos aporta una dosis de autoestima, a ratos una de reconocimiento y otras veces, simplemente nos presenta en bandeja la oportunidad de fardar que, de vez en cuando, puede sentar bien.

No creo que seamos pocos los curiosos del talento, y seguramente esta sea la razón de que haya tantísimas definiciones de este concepto, pero al margen de definiciones ¿a qué nos referimos específicamente cuando nos referimos a Talento?

Cuando hay tanto dicho, escrito y conversado acerca de algo me gusta recurrir a la etimología, parece que volver al origen es una manera efectiva de deshacernos de embrollos y reorientarnos a destino. Y así ocurre con la etimología de la palabra Talento que deriva de la griega tálandon, que es el plato de una balanza.

Los talentosos griegos y romanos ya usaban balanzas para calcular el coste de las mercancías por peso, y les fue bien. Desarrollaron una actividad comercial notable que dio sus buenos frutos y propició avances sociales, políticos y culturales de los que en otra circunstancia probablemente no hubiéramos tenido noticia. La Física nos ha marcado la pauta para relacionar masa y peso y también nos debe haber ido bien, porque aún hoy seguimos pesando para saber el precio de las cosas: a tanto el kilo de pollo, a tanto el litro de leche y a lo que toque la flor del azafrán.

Pero ¿en qué plato y con qué balanza pesamos el talento humano? ¿Cuál es la pauta para cuantificarlo? Más aún ¿qué es lo que hace que el valor relativo de dos talentos difiera tanto que mientras uno apenas alcanza para garantizar la subsistencia de un ser humano, el otro bastaría para abastecer a todo el planeta?

Según un estudio preparado por personal del FMI en el año 2000 las 447 personas más ricas del planeta reunían una fortuna equivalente al ingreso anual de más de la mitad de la humanidad (6000 millones de habitantes año 2000, 7.229 millones de habitantes año 2015). Hoy, 28 de enero de 2016, la prensa deportiva ha difundido cuál será el salario/año revisado de un jugador de fútbol con mucho talento, 40 millones de euros. La revisión es al alza, cobrará anualmente 17 millones de euros más que ahora. También se ha revisado al alza el salario mínimo interprofesional en España para 2016, el incremento será de 6.6 euros al mes, sin ceros a la derecha, sin miles y sin millones. En Etiopía, país que abastece actualmente a la industria textil de marcas europeas de uso común, según datos del Wall Street Journal, el salario mensual de un trabajador es de 21 dólares/USA.

No sé qué historias serán las que podrán explicar esto, no sé qué balanza necesitamos para equilibrar el talento pero sí sé que el auténtico peso del talento reside en su ética, la virtud de contribuir a una existencia digna de todos y cada uno de los que habitamos el planeta.

   Ftes: http://etimologias.dechile.net/  FMI  http://as.com/  http://elpais.com/ http://lat.wsj.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s