Ser mejores, para qué

En este momento de la historia de la humanidad es frecuente encontrarse con personas interesadas en cultivar su desarrollo personal. Sin duda, este aspecto es de gran importancia aunque también es de gran importancia no despistarse por el camino.
En el afán de ser mejores corremos el riesgo de perdernos en la experiencia de la introspección, olvidando que ser mejor de poco sirve si no lo difundimos nutriendo, cultivando y sembrando en nuestras amistades, a nuestras familias y a nuestro entorno.
Esta reflexión del Dalai Lama contempla el camino hacia la paz mundial desde una triple perspectiva: germinar, ampliar y difundir.  Inspiradora.

1 Comment

  1. Querida Paloma a mi también me parece muy reveladora está reflexión mas he de confesar que cuando hablo con personas que no tienen un mínimo de conciencia, me miran raro.

    Un beso……. Manuela.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s